Filosofía


Esperamos que las personas nos elijan por la calidad de nuestros platos, el sabor de la comida, la prolijidad del servicio y el tratar de satisfacer siempre a nuestros clientes, brindando una atención personalizada en todo momento.

Hacemos una cuidadosa selección de proveedores, productos, materias primas y todo lo necesario para la elaboración de nuestros platos.

La confección de la carta se hace teniendo en cuenta los gustos de nuestros clientes, tratando de satisfacer el paladar de todos.

Surge de una conjunción entre el chef, la gerenta de alimentos y bebidas y los dueños del hotel/restaurante, siempre con el afán de brindar a nuestros clientes lo mejor, sabores que conjuguen entre sí, puros delicados y platos prolijamente presentados.

Que mientras permanezcan en La Restinga se sientan cómodos, relajados, disfrutando de una inmejorable vista, la inmensidad del mar, una música agradable, un personal siempre sonriente dispuestos a brindar sugerencias si el cliente lo permite y una cuidadosa, prolija y esmerada atención de todos.